Territorio Pesca

SIN RÍO NO HAY NADA.
Todo sobre pesca, en especial pesca en alta montaña. Todas las modalidades…leonesa, ninfa, seca, cebo y cucharilla. Pesca de río, mar, lago y embalse. Disfrutar, respetar, pescar y compartir. Defiendo los ríos libres y vivos porque sin río no hay nada, nada. Pescando disfruto de la naturaleza y aquí te lo cuento.


ANALITICS

Tambien Facebook

martes, 17 de enero de 2017

La Chispa de la Vida.

             La  Chispa  de  la  Vida

 Ahora que estamos a solas,  puedo confesarte que el pescador más hábil nunca llegará a disfrutar plenamente si ante un rechazo o un fallo no se para, repasa y analiza. Lo podíamos llamar una reflexión o si piensas lo mismo que yo, una experiencia de aprendizaje. Puedes pasarte la vida estudiando el río, aprendiendo entomología acuática, la biología, la taxonomía, las conductas de las truchas, pero nunca lo sabrás todo, porque la naturaleza se reserva sus misterios como protección. Perseverar en los descubrimientos te marcará el camino a seguir y cada vez que falles toma impulso y sigue buscando que nada es pequeño para descubrir. 


Del río no lo sabrás todo, pero te dará hasta su alma y aunque no podrás poseerlo siempre lo recordarás. Dedicar tiempo a tu pasión no tiene precio y disfrutarla te hará feliz. Mientras vuela la mosca, sobre espejos de agua que el viento diseña, tu alma sosiega en medio de un paisaje de verde profundo y ya sueña con esa poderosa picada que te traslada a ese mágico mundo de la pesca, a esa mezcla de sensaciones que es muy difícil describir con palabras… Perspicacia, adrenalina, libertad, respeto, humildad …es la grandeza, es esa experiencia que nos conecta con la naturaleza y nos fortalece la mente para seguir el camino de la vida.


Con la complicidad del silencio todo se serena y de la sombra profunda surge la belleza salvaje de una trucha y …solo son segundos, décimas, instantes, pero el mundo se para mientras, ella y yo, rivalizamos en nuestro particular baile…es el clímax.

Luego queda lo más importante para ella, para los dos, liberarla con delicadeza y alegrarse cuando río adentro se vaya, es la máxima satisfacción, es la última pieza del puzle…es la chispa de la vida.

domingo, 15 de enero de 2017

Reproducción y Repoblación de Truchas.

Solo cuando se delimita la línea genética de una zona se puede repoblar.

 Una vez refrendado el cumplimiento de los protocolos establecidos para la reproducción de truchas autóctonas en la piscifactoría de Vegas del Condado, es notorio que la cría de los alevines en cautiverio no es igual que los que lo hacen de forma natural en el río. Los primeros se crían afinados en cubas y con la alimentación asegurada, mientras que los otros tienen que “buscarse la vida” enfrentándose desde el principio a una selección natural que solo los más "espabilados" superaran.

 Es por esto que desde Territorio Pesca abogamos por la restauración de los ecosistemas fluviales y la protección de las zonas de freza de las truchas para que ese proceso sea natural.

Para León se siguen tres líneas genéticas.

Las Líneas genéticas de cultivo para la provincia de León son tres, dos en la cuenca del Duero y una en la cuenca del Miño; línea Esla creada con progenitores del Esla no regulado, línea Duerna creada con progenitores del río Duerna y la línea Sil creada con progenitores de del río Ancares. También existen reproductores para las líneas de las cuencas de la provincia de Burgos, Palencia y Soria.
Para mantener los stocks de reproductores del centro de Vegas del Condado, y que las distintas líneas mantengan los patrones genéticos, se recogen huevas procedentes del centro y son fertilizados con esperma obtenido “in situ”, a pie de río, cuyos machos son devueltos una vez obtenido el material reproductor. Así que esta actividad de campo fue llevada a cabo, en este caso, en el río Duerna con pericia y profesionalidad por los Agentes intervinientes.
Las aproximadamente 30.000 huevas procedentes de al menos 33 hembras del centro fueron cubiertas de la lechada obtenida del ordeño de los machos y posteriormente se añadió agua y se trasladaron a la piscifactoría con todas las garantías de fertilidad.
Solo cuando se delimita la línea genética de una zona se puede repoblar. Las repoblaciones son para garantizar la viabilidad y el aprovechamiento sostenible de las poblaciones trucheras. A partir de los datos obtenidos en los estudios hidrobiológicos, los distintos planes de gestión de cada cuenca señalan las zonas donde es necesaria la intervención para el sostenimiento de las poblaciones de trucha, bien por perdida de la capacidad de reproducción, o por episodios extraordinarios como mortandades por vertidos, etc.
Las repoblaciones se realizan con alevín vesiculado o de pocos centímetros de longitud, jaramugos o trucha adulta, en función de las peculiaridades de cada caso.